COLEGIO MONTESSORI DE TEPOZTLÁN

Lorem ipsum dolor sit amet

Fusce tempor arcu ac urna. Fusce congue eleifend mi. Pellentesque metus sem, elementum eu, rhoncus sed, gravida sit amet, nulla. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean condimentum, odio quis pharetra dignissim, diam nisl dignissim diam, eu interdum magna erat sit amet felis. Etiam non felis at urna tempus luctus. In ullamcorper nisl congue elit. In convallis nibh vitae justo. Quisque ac lectus vitae sem consequat sagittis. Donec turpis nisi, feugiat sollicitudin, fermentum

Nos une el deseo de compartir un ambiente de amor y colaboración entre todos los miembros de la comunidad Montessori. Cada día somos más los adultos, niños y jóvenes que participamos en ella. Cada día queremos ser más los que nos contagiemos del entusiasmo y el amor por la Educación Montessori. Nuestra labor como padres y maestros implica un gran compromiso con los principios filosóficos que sustentamos y que queremos aplicar cada día con más apego y clara comprensión.

El método Montessori es un cúmulo de principios filosóficos que funcionan en una especie de fórmula con ciertos elementos que son indispensables. Si esta fórmula no está completa entonces los resultados que obtendremos serán inadecuados. La educación Montessori requiere de una gran vocación y amor, de pureza en la aplicación, de una gran precisión en el hacer y de años de práctica y experiencia. Una escuela Montessori es genuina cuando se están aplicando los principios básicos y cuando está adecuadamente dotada de personal entrenado y material necesario. Una escuela Montessori que sustenta el nombre, sin serlo, causa una enorme confusión y desilusión en familias que buscan una educación visionaria para sus hijos. El método se desprestigia cuando se daña a los niños en vez de ayudarlos. Informarte y comprender la manera como tus hijos se están formando en la escuela Montessori no, solamente es tu responsabilidad, sino que además será de vital importancia para toda tu vida familiar.

Espero que esta página te ayude a documentarte adecuadamente para que hagas una buena elección, sin importar en qué país del mundo te encuentres.

No dejes de asistir a las juntas y compartir la escuela con tus hijos, porque ellos serán los mejores maestros de las maravillosas vivencias que se experimentan y obtienen de una verdadera Educación Montessori.

VISIÓN

El Colegio Montessori de Tepoztlán, A.C. cree que el niño posee una fuerza interna, una fuerza de la vida, que lo empuja naturalmente a constituirse a sí mismo y pone al alcance del niño y el joven todos los elementos necesarios para que esta construcción se dé, no obstaculizando su desarrollo, sino alentando en todo momento a que actúe de manera independiente, sabiéndose un individuo que forma parte de una sociedad.

En cuanto más fuerte sea el individuo que se constituyó, más fuerte será la sociedad a la que el individuo pertenece, la sociedad es solamente tan fuerte como el más débil de los individuos que la componen. Las sociedades fuertes sostienen y sirven a los más débiles.

Colegio Montessori de Tepoztlán tiene la visión de ayudar a la construcción de individuos fuertes que sean miembros de la sociedad.

Es la construcción del individuo en cada etapa de desarrollo la que permite ascender positivamente a la etapa siguiente.

El personal de Colegio Montessori de Tepoztlán está altamente capacitado para observar, guiar, mostrar y motivar el desarrollo de la persona tanto a nivel cognitivo como emocional.

Colegio Montessori de Tepoztlán ayuda a formar niños y jóvenes que sabrán moverse, elegir, vivir su propia vida, ganar el sustento, pararse en sus dos pies y tomar un papel de ayuda y servicio en la sociedad.

MISIÓN:

El Colegio Montessori de Tepoztlán, A.C. tiene como misión:

Gestar una sociedad más libre, justa y humana a través de la formación de niños y jóvenes independientes, capaces de tomar decisiones y responsabilizarse de las mismas, elegir, vivir su propia vida, ganar el sustento, pararse en dos pies y tomar un papel proactivo de ayuda y servicio hacia su comunidad.

Dra. María Montessori

María Montessori nació en la provincia de Ancona, Italia, en 1870. Sus padres la alentaron para que se convirtiera en maestra, única carrera a la que tenían acceso las mujeres. Se interesó por las matemáticas y más tarde por la carrera de ingeniería. Finalmente resolvió ingresar a la Escuela de Medicina, obteniendo becas cada año.

En 1886 se convirtió en la primera mujer en graduarse en la Escuela de Medicina de la Universidad de Roma. Se incorporó al personal de la Clínica psiquiátrica donde visitaba a los niños internados. Más tarde viajó a Londres y París donde dio una serie de conferencias a los maestros de Roma, pasando a ser la directora de la Escuela Estatal de Ortofrenia en 1898.

Por más de dos años y basándose en sus métodos educativos y de observación, preparó nuevos materiales, escribiendo notas y observaciones, reflexionando sobre su trabajo; labor que consideró como su "verdadero título" en pedagogía.

La Dra. Montessori regresó a la Universidad de Roma para estudiar filosofía, psicología y antropología. En 1907 comenzó su vida como educadora en una guardería en el barrio bajo de San Lorenzo (Italia), estando a cargo de sesenta pequeños entre los tres y los siete años.

Durante su vida de educadora, afirmó que no tenía un sistema especial de instrucción. Trató de crear un ambiente lo más natural posible, confió en sus propias observaciones sobre lo que ocurría. Consideraba que un medio ambiente natural para el niño es aquel donde todo es adecuado para su edad y crecimiento, donde los posibles obstáculos para su desarrollo son eliminados y se proporcionan los medios para ejercitar sus crecientes facultades.

Ella observó que el niño pequeño está "en un periodo de creación y expansión, y es suficiente con abrir la puerta", así, al preparar un medio ambiente libre, adecuado a este momento de la vida, la manifestación natural de la mente infantil, debe brotar espontáneamente.

Otro fenómeno se dio al distribuir los materiales en los pequeños, ya que la Dra. Montessori se percató que los niños conocían el uso de los materiales, y querían hacer su propia elección, por lo que construyó anaqueles bajos para que los materiales fueran más accesibles.

También observó que los niños parecían indiferentes a los premios o castigos relacionados con su trabajo. Desarrolló un "ejercicio de silencio", que consistía en controlar todos los movimientos y escuchar los sonidos del medio ambiente. El placer que sentían los niños durante este esfuerzo en grupo, parecía reflejar cierta necesidad de comunicación entre ellos y el mundo que les rodeaba.

Cuando los niños descubren su dominio en sí mismos, se sienten orgullosos de su trabajo y felices de poder mostrarlo. Orgullosos de demostrar el sentido comunitario y de preocupación por los otros.

La filosofía Montessori es "Una Educación para la Vida", se basa en la autoeducación y en la formación de individuos preparados para la vida en sociedad.

El Colegio Montessori de Tepoztlán cuenta con un programa curricular que va desde pequeños de 1 año hasta jóvenes de 15 años, divididos por etapas de desarrollo de la siguiente manera:

AMBIENTE EDAD

Comunidad Infantil 1 a 3 años

Casa de Niños 3 a 6 años

Taller I 6 a 9 años

Taller II 9 a 12 años

Taller III 12 a 15 años (Secundaria)

Taller IV 15 a 18 años (Preparatoria)

El contar con ambientes preparados para cada etapa de desarrollo nos ha dado la posibilidad de convertirnos en un centro de investigación, dando vida así a la Pedagogía Científica de la Dra. Montessori y gestando un ambiente de estudio y actualización continua.

www.montessori-tepoztlan.edu.mx